19 de octubre de 2011

Cortijo del Fraile: ABANDONO Y RUINA

El cortijo del Fraile, en los campos de Níjar (Almería), escenario en el que ocurrieron los hechos reales que inspiraron a Lorca su 'Bodas de sangre' y lugar de rodaje de innumerables películas desde la época dorada almeriense con Sergio Leone, ve caer sus muros y techos ante la pasividad de la empresa agrícola propietaria y de las administraciones y sus tímidos requerimientos para su conservación. 
Cientos de visitantes a este lugar mágico asisten impotentes a la escenificación de la INEPTITUD de los que supuestamente velan por nuestro patrimonio. Estas imágenes de septiembre y octubre de 2011 muestran el lamentable estado de un ejemplo de arquitectura popular con una gran importancia histórica, ya irrecuperable vía rehabilitación...

Ahora ya sería necesario reconstruir lo que han dejado perder.
Esperemos que aún pueda llegar esa oportunidad.



4 de octubre de 2011

Minas de oro, set de rodaje. De Rodalquilar a Los Albaricoques

Seguimos de celebración por nuestro 10º aniversario, en esta ocasión reeditando para algunos amigos una de las excursiones más interesantes por su riqueza cinematográfica y las posibilidades de investigación que ha ofrecido a lo largo de estos años.

Planta Denver en 'Guerreros del sol' y ahora
En las instalaciones mineras de Rodalquilar, en un lugar que albergó decorados espectaculares como un orfanato futurista en "Guerreros del sol" (Alan Johnson, 1986), del que aún se conservan farolas y rotulaciones en las paredes, o un imponente castillo y pueblo medieval en "El misterio de Wells" (Paul McGuigan, 2003), la planta Denver se mantiene en pie a duras penas, sumida en el más absoluto abandono, convertida en un auténtico peligro para el caminante que se atreva a curiosear por alli. Como de costumbre en nuestra tierra, ni en un panel exterior ni en la Casa de los Volcanes sabemos aprovechar la oportunidad de 'vender' al visitante la relación del lugar con el cine.
La planta Denver como castillo medieval en 'El misterio de Wells'

Poblado minero de San Diego
La antigua pista de las minas nos ofrece vistas inolvidables para el cinéfilo, pues aquí rodaron James Coburn y Rod Steiger a las órdenes del gran Sergio Leone ("¡Agáchate, maldito!", 1971) o el mismísimo Curro Jiménez en estos caminos y en la entrada al poblado de San Diego.
A partir de un cruce con indicaciones ya casi ilegibles a causa del óxido, inmortalizado en el videoclip "Días de verano" del grupo Amaral, la ruta precisa de guías expertos debido a la peligrosidad de las galerías y pozos.

La prudencia en el caminar nos acompañará hasta descubrir túneles y socavones que sedujeron a directores de la talla de Steven Spielberg (Indiana Jones y la última cruzada, 1989) , Sergio Leone (¡Agáchate, maldito, 1971) y Tonino Valerii (Una razón para vivir y una para morir, 1972), lugares perfectos para recrear aventuras interpretadas por Harrison Ford y Sean Connery, por James Coburn, Telly Savallas y Bud Spencer. Son numerosas las producciones
que han utilizado este paisaje único, en filmes protagonizados por Antonio Banderas y Jeff Goldblum, entre otros muchos.


Interior del hoyo del 15
De vuelta al camino principal, no es raro encontrarse con senderistas, normalmente extranjeros, pues a los de la tierra parece que nos cuesta bastante reconocer la belleza y singularidad de algunos de nuestros parajes provinciales.

La visita al cortijo del Fraile, localización de numerosas películas, destacando “La muerte tenía un precio” (1965) y “El bueno, el feo y el malo” (1966), ambas del director italiano Sergio Leone, produce indignación y vergüenza, ya que las difusas actuaciones de nuestros políticos provinciales y regionales y la actitud pasiva de los propietarios están llevando a este lugar con tanta importancia histórica hacia su inminente desaparición. Los derrumbes se suceden y parece imposible ya hablar de rehabilitación y sí más bien de una hipotética reconstrucción de una verdadera ruina.




Restos de noria de 'El bueno, el feo y  el malo'
Muy cerca, con mucha mejor suerte, el cortijo de doña Francisca, escenario de “El bueno, el feo y el malo” (Sergio Leone, 1966), “Tepepa” (Giulio Petroni, 1969) o “Patton” (Franklin J. Schaffner, 1970), mantiene intacta su arquitectura original, gracias a propietarios particulares. En su entorno reúne la mejor muestra de pozos y aljibes, rehabilitados y en perfecto estado, de todo el parque natural de Cabo de Gata-Níjar.


Se puso fin a la ruta en la pedanía nijareña de Los Albaricoques, un magnífico ejemplo de ambientación turística alrededor del cine. Con calles dedicadas a Clint Eastwood o Eduardo Fajardo, paneles explicativos de las escenas del film “La muerte tenía un precio” en sus calles, la era del duelo final rehabilitada, Los Albaricoques representa un referente que nos consta que es visitado, con la excusa del cine, por personas de todo el mundo. El hostal-restaurante Alba, con alojamientos y una magnífica cocina, se ha convertido en un verdadero santuario para aficionados y curiosos, lleno de recuerdos de los westerns alli rodados y de fotos de películas en las que la propia gente del pueblo es protagonista.


La era de Los Albaricoques
De Rodalquilar a Los Albaricoques, una ruta con paisajes espectaculares y la historia del cine rodado en Almería en cada curva del camino y en cada cortijo.

Seguimos recorriendo Almería e investigando rodajes con el fin de divulgar este valioso patrimonio almeriense y concienciarnos de la importancia de su conservación y desarrollo a través del turismo.

                                          


Artículo de Fran Murcia en Diario de Almería, 4 de octubre de 2011