3 de octubre de 2017

10 iconos del paisaje cinematográfico almeriense

Esta provincia, de paisajes tan variados, con el desierto de Tabernas y Cabo de Gata-Níjar como estrellas indiscutibles, ha acogido a todo tipo de géneros cinematográficos. Tanto en el western como en el cine de aventuras o el bélico existen lugares de Almería reconocibles en todo el mundo asociados a grandes títulos de la historia del cine.
Muchos son recurrentes y los habremos podido ver convertidos en localización de casi cualquier zona del mundo.

Cualquier lista es subjetiva y opinable, así que con esta sólo pretendemos destacar DIEZ de esos lugares icónicos de Almería, conocidos a nivel mundial por su vinculación con personajes del celuloide como Indiana Jones, Lawrence de Arabia, Patton, Moisés, Tuco o Rubio. Nada más...y nada menos.
Estos son nuestros 10 iconos del paisaje cinematográfico almeriense:


La playa de Mónsul, en el Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar.- Indiana y su padre, el profesor Henry Jones, han hecho mundialmente famosa esta idílica playa desde 'Indiana Jones y la última cruzada' (1989). Pero también el Raisuli y el barón de Munchausen, entre otros, pasearon por aquí sus aventuras.


La era de Los Albaricoques.- Una sola película, uno de los más famosos duelos de la historia del western, consagraron este lugar de la pedanía nijareña en santuario para multitud de aficionados al llamado spaghetti western. Clint Eastwood, Lee Van Cleef y Gian María Volonté, interpretando al son de la magistral música de Ennio Morricone en 'La muerte tenía un precio' (Sergio Leone,1965).


La iglesia de Las Salinas (Cabo de Gata).- 'Patton' (1970), 'Éxtasis' (1996) y 'Toro' (2016), pero también un bellísimo fondo para publicidad de coches y y videoclips musicales; y si no, que le pregunten por el lugar a Jay Kay de Jamiroquai.


El Cortijo del Fraile.- La cortijada donde ocurrieron en 1928 los hechos luctuosos que inspiraron a Federico García Lorca y a la almeriense Carmen de Burgos, ha albergado numerosos western. Sin ir más lejos, 'La muerte tenía un precio' puede ser perfectamente el mejor documento gráfico existente para documentar el estado ideal de su patio e interiores en una hipotética y necesaria rehabilitación integral del edificio. Aunque en esta imagen veamos a El Santo (Klaus Kinski) encaramado a su terrado en 'Yo soy la revolución' (1967), no hay duda de que el exterior de la misión de San Antonio en 'El bueno, el feo y el malo' (1966) supone el culmen cinematográfico de este emblemático cortijo que no hace muchos años incluso celebró alguna boda mediática 'de serie' para 'Los hombres de Paco' (2005).


La meseta del tanque de Indiana Jones (Las Salinillas).- En el desierto de Tabernas, en la finca Las Lomillas, temimos por la vida de Indy en su 'última cruzada' (1989). Este promontorio, que utilizó para despegar en un buggy la ex-Spice Girl Gery Halliwell a comienzos de siglo, también motivó, quizás como homenaje a Indiana Jones, al director Justin Kurzel para despeñar un carro en 'Assassin's Creed' (2016).


Las dunas de las Amoladeras (Cabo de Gata).- Protegidas y olvidadas para el cine y para todos, las otrora grandes dunas de arena del Cabo de Gata vivieron momentos majestuosos en 'Lawrence de Arabia' (1962), pero también vieron moverse a ejércitos romanos en 'Marco Antonio y Cleopatra' (1972), a numerosos vaqueros penando por el desierto y al mismísimo James Bond en 'Nunca digas nunca jamás' (1983). Allí estuvo escondido un furgón cargado de dinero robado en Las Vegas. Incontables aventuras en esas dunas, con los inconfundibles perfiles de Sierra Alhamilla y del Cabo de Gata.


El tablero de Alfaro.- "Cinco para tí y otros cinco para mi". Rubio y Tuco en uno de los mejores western de la historia. Esa es la única y gran historia de este mítico lugar en 'El bueno, el feo y el malo' (1966). Imprescindible.


El oasis de rambla Viciana.- Un oasis de palmeras "construido" para 'Lawrence de Arabia' (1962) forma parte desde entonces de una de las más bonitas ramblas del desierto de Tabernas. Lo estrenaron Peter O'Toole y Omar Sharif pero por allí también han pasado Clint Eastwood, Anthony Quinn, Alain Delon, Michael Caine, Oliver Reed, Lee Van Cleef...


El monte Alfaro.- Con sus 744 metros de altitud y caras tan distintas según desde donde lo observemos, se erige como señor del desierto de Tabernas. Sirve de telón de fondo en la calle principal de cada poblado construido y como referencia inequívoca desde casi cualquier lugar del desierto, en cabalgadas, emboscadas...lo preside todo. Hace bien poco, también adornaba los sueños de un Juan Carrión de película en 'Vivir es fácil con los ojos cerrados' (2013).


El Chorrillo.- Con un pasado apasionante, de minas y ferrocarril, y un papel destacado en los inicios del western en Almería, el bello paraje de El Chorrillo, en Sierra Alhamilla, protagonizó el renacer cinematográfico  que ocasionó 'Exodus: dioses y reyes' (2014). Entonces fue redescubierto por almerienses y visitantes. 'Juego de tronos' (2015), 'Penny Dreadful' (2016) y 'Assassin's Creed' (2016) son algunos de los títulos ilustres que están confirmando el tremendo potencial de este enclave pechinero con atardeceres únicos.

Son diez, sin orden establecido, sin preferencias, pero podrían ser muchos más: el puente Leone, el Peñón de Bernal, nuestros decorados supervivientes: Oasys-Minihollywood, Fort Bravo y Western Leone (el rancho Leone o McBain de 'Hasta que llegó su hora'), el valle del Búho que vivió la batalla de El Guettar en 'Patton', la "tortuga" en Indiana Jones, nuestra Alcazaba convertida en los Jardines del Agua para 'Juego de tronos'...Esa es la gran riqueza de Almería: variedad y versatilidad, luz y belleza, para representar cualquier escenario del mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario