16 de julio de 2020

Curro Jiménez en Mojácar

Los siete capítulos que se rodaron en Almería de la emblemática serie de TVE 'Curro Jiménez' siempre nos han dado para disfrutar de la caza de localizaciones por casi toda la provincia.


Ya el año pasado recorrimos Mojácar siguiendo los pasos de Curro Jiménez en el episodio 'La promesa', dirigido por Rafael Romero Marchent y penúltima entrega de la segunda temporada. Del mismo director, 'La trampa' (1977) también rodó en escenarios mojaqueros, destacando las bellas rocas que se pueden ver al lado de la Torre del Pirulico.


En 'La promesa', con guión de Antonio Larreta, el bandolero era conducido al cadalso por varias calles del pueblo que aún conservan casi intacto aquel mismo encanto que mostraban en 1977: calles en cuesta, el arco de la Puerta de la Ciudad, la plaza de la Iglesia...Un tenso paseo que, curiosamente, termina llevando a Curro custodiado hasta el vecino pueblo de Garrucha. Allí, a pocos kilómetros, pero el mismo sitio en la ficción, estaba la horca y así luce hoy la plaza de Pedro Gea, con la capilla de la Virgen del Carmen al fondo, justo al lado del Ayuntamiento garruchero.

Garrucha

El mismo capítulo también se rodó en el cortijo El Romeral, cerca de San José, Níjar, y en la zona costera de Mojácar. Como en toda la serie, el más prestigioso elenco español actuó junto a Sancho Gracia y el resto de protagonistas principales. En este caso, el gran Eduardo Fajardo, tan vinculado a Almería, filmaba por ejemplo estas tomas en la playa del Sombrerico.



Por último, las visitas basadas en los capítulos 'La promesa' y 'La trampa' las culminábamos hace pocas semanas en la zona del Castillo de Macenas, una torre-fortín de la segunda mitad del siglo XVIII que aún vigila esta playa. Desde ahí mismo parte un camino estrecho y polvoriento hacia la zona de la Torre del Pirulico y las playas de Bordonares y el Sombrerico.

Torre de Macenas e imagen del capítulo.

José Sancho, el Estudiante, agazapado en el entorno del Pirulico
en un fotograma del episodio 'La trampa' 

En este video os dejamos más comparativas de estos lugares 'currenses'. Todos merecen una visita.


Y pinchando aquí podréis ver el capítulo 'La promesa' completo en la web de RTVE.

Bonus: otro día podemos escribir sobre los escenarios de 'La isla del tesoro' (John Hough/Andrea Bianchi, 1972), con Orson Welles, en las mismas localizaciones junto al Pirulico y en la playa del Sombrerico, pero de momento terminamos con esta imagen de una gran película que tuvo como escenario principal un chalé en Macenas y su playa, junto a la torre: 'Martin (Hache)' (Adolfo Aristarain, 1997)

Cecilia Roth y Juan Diego Botto en Macenas. 'Martin (Hache)'





14 de junio de 2020

Un día, diez iconos

Un día de junio hemos completado una jornada maratoniana para retomar el contacto con nuestros paisajes de cine más emblemáticos, con aquellos que hace un tiempo elegimos como 'Diez iconos del paisaje cinematográfico almeriense'.

Han sido 10 horas, 175 kilómetros en coche y 9 kilómetros a pie. Almería es un enorme plató de cine, un paraíso para el turismo de cine. MUCHAS GRACIAS a nuestros seguidores en Twitter y en Instagram por acompañarnos virtualmente durante todo ese día y por su valoración de esta iniciativa. Este es el relato, hora a hora, de nuestro recorrido.


9:34h DUNAS DE LAS AMOLADERAS.- Comenzamos en las dunas, entre robadas (su arena) y colonizadas por la vegetación. Hoy es un paraje de máxima protección pero hace décadas vieron el tren de 'Lawrence de Arabia', a vaqueros penando por el duro desierto, a militares en misiones y batallas e incluso al mismísimo agente 007 o a ladrones que venían de robar en Las Vegas.


10:12h IGLESIA DE LAS SALINAS.- Desde 'Patton' (1970) hasta 'Toro' (2016) y mucha publicidad y videoclips como el maravilloso 'Cloud 9' de Jamiroquai. Fue rehabilitada hace pocos años y luce magnífica.


11:08h PLAYA DE MÓNSUL.- La playa del cine por antonomasia, mundialmente famosa por 'Indiana Jones y la última cruzada' (1989). Una vez se convirtió en un Beach Club pero solo fue para el rodaje de 'Duffy' (1968), menos mal. Un tesoro natural almeriense, solo amenazado por hordas de bañistas de neveras y toldo. 


12:42h CORTIJO DEL FRAILE.- Aquí ocurrió el suceso que inspiró las obras literarias de Carmen de Burgos y de Lorca. Es "territorio Leone", con interiores y exterior en su Trilogía del Dólar. Hay mucho cine en este paraje solitario, casi mágico. Una ruina pendiente de recuperar. 


13:24h LA ERA DE LOS ALBARICOQUES.- Uno de los más famosos duelos de la historia del western consagró este lugar en santuario. Clint Eastwood, Lee Van Cleef y Gian Maria Volonté, interpretando al son de la magistral música de Ennio Morricone. 


15:06h EL CHORRILLO.- Con una historia de tren minero y ligado al cine hace décadas, saltó a la fama gracias a 'Exodus: dioses y reyes', 'Juego de tronos' T6 o 'Penny Dreadful' T3. El peligro urbanizador sobrevuela este paraje de atardeceres bellísimos.


15:47h EL TABLERO DE LA RAMBLA OTERO.- "Cinco para ti y otros cinco para mi". Rubio y Tuco en uno de los mejores western de la historia. Esa es la única y gran historia de este mítico lugar en 'El bueno, el feo y el malo' (Sergio Leone, 1966). Imprescindible.


16:40h LA MESETA DEL TANQUE DE INDY.- Aquí lloramos la pérdida de Indiana Jones...solo durante unos segundos. 'Penny Dreadful', 'Assassin's Creed' y hasta 'Vis a vis: el Oasis' hace poco han utilizado tan atractivo lugar.


17:14h EL MONTE ALFARO.- Sirve de telón de fondo en la calle principal de cada poblado construido. También es la referencia inequívoca desde casi cualquier lugar del desierto, en cabalgadas y persecuciones, incluso en la luna de Tony Leblanc. Lo preside todo.


18:55h EL OASIS DE RAMBLA VICIANA.- Un oasis de palmeras "construido" para 'Lawrence de Arabia' (1962) en una de las ramblas más bonitas del desierto de Tabernas. Lo estrenaron Peter O'Toole y Omar Sharif pero por allí también han pasado Clint Eastwood, Anthony Quinn, Alain Delon, Michael Caine, Oliver Reed, Lee Van Cleef...


                                          


30 de mayo de 2020

Clint Eastwood en Almería


El 31 de mayo de 2020 cumple 90 años Clinton Eastwood Jr. (San Francisco, California, 1930) y el mundo del cine celebra a una de sus más grandes estrellas. Actor, director, productor, musico, nadie puede poner en tela de juicio que el gran Clint Eastwood saltó al estrellato en Almería.


Mayo y junio son meses en los que siempre recordamos el paso por esta tierra del rodaje de las tres películas que conforman la Trilogía del Dólar del italiano Sergio Leone: 'Por un puñado de dólares' (1964), 'La muerte tenía un precio' (1965) y 'El bueno, el feo y el malo' (1966).
Tres títulos que cambiaron para siempre la historia del western y que hicieron de Almería el lugar emblemático del western europeo, del llamado despectivamente 'spaghetti western', dignificado con el paso de los años y con millones de seguidores y admiradores en todo el mundo.
Sergio Leone revolucionó el género con un nuevo estilo narrativo y estético: violencia, individualismo, antihéroes, ironía y picaresca, el desierto y la música...


Y una de las señas de identidad de esta trilogía, junto con el paisaje, la música de Morricone o la temática y ambientación cuidadas hasta el extremo, fue la creación de un personaje enigmático y parco en palabras e inexpresivo. El escaso presupuesto de 'Per un pugno di dollari' obligó a Sergio Leone a contar con un desconocido y desgarbado actor norteamericano para encarnar al 'hombre sin nombre' y encajó de tal manera en Clint Eastwood que lo llevó a convertir a esos Joe, Manco y Rubio en un auténtico icono de la historia del cine.

Clint Eastwood llegó a Almería en mayo del 64, horrorizado por un larguísimo viaje por carreteras infames y repitió casi como un reloj un año y otro, hasta 1966, convertido ya en una estrella y con su caché multiplicado por varias veces por el éxito del cine de Leone en todo el mundo.Por Almería Clint pasó desapercibido a pesar de ser entonces una ciudad pequeña y provinciana. Una provincia con tantísimo cine, ya había visto pasear por el centro de Almería o tomar tapas en sus terrazas a actores como Anthony Quinn, Sean Connery, Giuliano Gemma, Alain Delon, Claudia Cardinale, Fernando Sancho...Imaginamos que frecuentaría la sala de fiestas de Manolo Manzanilla, como todos, pero pocas anécdotas dejó aquí más allá de su gusto por venir corriendo una  parte del trayecto desde el poblado de Tabernas, hasta que se subía al coche de producción, o sus quejas por la torre de Babel en que se convertía el set de rodaje, con españoles, italianos o lo mal que hablaba inglés Sergio Leone. Su carácter introvertido lo hacía estar algo apartado del resto.

Almería, con cerca de medio millar de rodajes a lo largo de casi setenta años, es un magnífico plató natural, un paraíso para el turismo de cine. Y de la misma manera que puedes trazar rutas en las que evocar numerosos títulos, de variados géneros, o dedicar tu tiempo a seguir los pasos de las cinco películas que rodó aquí Sergio Leone (Ver 'La Almería de Sergio Leone'), os vamos a proponer "perseguir" por Almería al 'Hombre sin nombre', a Clint, por paisajes desérticos y cortijadas que han quedado para siempre unidos a él y a su personaje y que son cada vez más visitadas por aficionados de todo el mundo. Iniciamos el viaje por la Almería de Clint Eastwood:

Cortijo El Sotillo.- 


Las tres películas de la Trilogía del Dólar comienzan en Almeria, pero además, en 'Por un puñado de dólares', se nos presenta la primera imagen de el Hombre sin nombre en el cortijo El Sotillo, en San José, Níjar. Aparecen tanto el exterior como el interior, muy poco cambiado con el tiempo, convertido ahora en un hotel de cuatro estrellas.



Los Albaricoques.-


Es la llegada al pueblo de San Miguel, muy fugaz, en 'Por un puñado de dólares', que pasará a ser hasta el final de la película el poblado Golden City en Hoyo de Manzanares.
Un año después se convirtió en Aguascalientes en 'La muerte tenía un precio', película rodada casi íntegramente en Almería.

Actual calle Clint Eastwood en Los Albaricoques


La era del duelo final está perfectamente conservada

Iglesia de Turrillas.-


En este pueblo cercano a Tabernas se ambientó la guarida de Indio (Gian Maria Volonté). De entonces nos ha llegado esta foto familiar de Clint Eastwood en un descanso de rodaje de 'La muerte tenía un precio'.


Poblado del Fraile (Actual Oasys Minihollywood).- 


Este primer gran decorado western estable se construyó en Almería en 1965 para el rodaje de 'La muerte tenía un precio'. Aquí sería la ciudad de El Paso y se utilizó también al año siguiente en 'El bueno, el feo y el malo'. Conserva aún edificios originales y es uno de los atractivos turísticos más visitados de Almería.

Antonio Ruiz Escaño y Clint en el hotel de El Paso

Cortijo de Genoveses.-


Dentro de una finca ganadera privada, pero visible desde el camino que conduce a las playas paradisíacas de Genoveses y Monsul, fue la prisión de Álamo Gordo en 'La muerte tenía un precio'. 
Aquí recordamos una visita privada que realizamos hace años a la Finca El Romeral, que incluye este cortijo.

Ramblas y caminos (Sierra Alhamilla y el desierto de Tabernas).-



Lugares como el oasis que años antes se había 'construido' para el rodaje de 'Lawrence de Arabia' (David Lean,1962), el tablero de roca de la rambla Otero o muchos caminos que ascienden por las faldas de Sierra Alhamilla, como la famosa 'magdalena', nos permiten estar inmersos en pleno desierto de Tabernas siguiendo las huellas de Clint en 'La muerte tenía un precio' y 'El bueno, el feo y el malo'. O la rambla de Lanújar y el paraje de Las Salinillas, donde termina el periplo almeriense en 'El bueno, el feo y el malo' para concentrarse ya toda la acción en tierras burgalesas.



Venta de los Callejones.-


Esta antigua venta, junto a un puente, muy cerca de la entrada al parque Oasys Minihollywood, sirvió como interior de la taberna de Aguascalientes. Allí actuó todo el elenco principal de 'La muerte tenía un precio'. Hoy, por desgracia, el cortijo se ha venido abajo y es una ruina.

Higo Seco.-


Una cortijada de Níjar, cerca de Los Albaricoques. Allí corrió mal destino Shorty en 'El bueno, el feo y el malo'


Dunas de Las Amoladeras.-


Duras escenas las protagonizadas por Clint Eastwood y Eli Wallach en este lugar en 'El bueno, el feo y el malo'. Actualmente son un espacio protegido y no se pueden visitar.

Cortijo del Fraile.-


El Cortijo del Fraile, famoso por la literatura (Carmen de Burgos, Federico García Lorca) y por el cine, fue otro de los lugares predilectos de Leone. Los interiores, corrales y patios fueron muy utilizados en 'La muerte tenía un precio' y su exterior lo fue de la Misión de San Antonio a la que llegan Rubio y Tuco en 'El bueno, el feo y el malo'.


Recorrer Almería evocando a Clint Eastwood da para unos cuantos días, ¿no os parece?. Y es una pena que él mismo no haya vuelto para revivir estos parajes en los que empezó a convertirse en un icono del cine y para sentir el cariño de los almerienses.
Lo más "cerca" que ha estado Clint Eastwood de Almería fue cuando su amigo, el grandísimo Eli Wallach, 'Tuco' en 'El bueno, el feo y el malo', le telefoneaba desde el Gran Hotel Almería para felicitarle por su 76º cumpleaños y le contaba el caluroso homenaje que se le estaba brindando en Almería y lo que había cambiado para bien esta ciudad en la que lo pasaron tan bien rodando.

Desde luego, si alguna vez se apostó en serio por traer a Clint Eastwood a Almería, él tampoco ha demostrado nunca ningún interés por regresar. Sergio Leone lo lanzó desde Almería al estrellato.

Pero como no somos rencorosos con el californiano Clinton, este año nos hemos sumado a una iniciativa compartida con colectivos y asociaciones para desearle un feliz cumpleaños desde España.
#90ClintEastwoodSPAIN será una realidad en unos días gracias a aficionados, apasionados del western y del cine. 








Más información sobre las localizaciones de Sergio Leone en Libro-guía 'La Almería de Sergio Leone' y en la página de Facebook 'La Almería de Sergio Leone'


19 de abril de 2020

Remake sobre Conan en la Alcazaba: los VIDEOS

Coincidiendo con el Día Internacional de los Monumentos y Sitios 2020, desde el Conjunto Monumental de la Alcazaba de Almería y Almeriacine hemos compartido por fin los videos de aquella jornada memorable en la recta final de la exposición 'Alcazaba, patrimonio de cine'


El programa del día, Remake a los 80: Conan, el bárbaro, que ya os relatamos hace dos años, comenzó con una visita a distintos enclaves del monumento con la presencia de nuestros dos invitados especiales: María Luisa Pino y Juan Pablo Molina. 

Aquí tenéis un pequeño resumen de la mañana:


                                        

Y por la tarde llegó el plato fuerte, con la grabación en la ermita de San Juan del programa de radio de Remake a los 80 dedicado a la película 'Conan, el bárbaro'. En la mesa estuvieron Juan Pablo Molina (Remake a los 80), María Luisa Pino (Assistan Film Editor de Conan), Juanito Fernández (profesional del cine que trabajó en la película) y Juan Gabriel García (periodista y escritor). 


                                             


                                            

Y TRES partes más: 3, 4 y 5, hasta un total de 163 minutos hablando de esta gran película de John Milius que catapultó a la fama a Arnold Schwazenegger. 
En la versión en podcast disponible en la web de Remake a los 80  el programa se alarga hasta casi las tres horas y media, ya que se completa con las intervenciones de Julián Mateos (atrezzo) y Rosa Ruíz (hija del genial Emilio Ruíz del Río, responsable de maquetas y efectos visuales).

Pocos días después de este evento se apagaban definitivamente las luces de la exposición que durante más de nueve meses ocupó la Torre del Homenaje del recinto cristiano de la Alcazaba. El éxito de público hizo que se prorrogara más allá de su cierre inicial previsto para unos meses antes.
'Alcazaba, patrimonio de cine' nació de la inquietud del colectivo Almeriacine por divulgar la gran relación del monumento almeriense con el séptimo arte y de la magnífica actitud de dirección y profesionales del monumento por enriquecer su oferta cultural y turística. Una vez terminada la exposición, las visitas temáticas guiadas sobre cine en la Alcazaba, que se desarrollan de forma periódica, mantienen vivo este espíritu que un gran equipo multidisciplinar puso en marcha en un derroche de ilusión y trabajo.

Exposición 'Alcazaba, patrimonio de cine': la sala.

                                        

12 de abril de 2020

"Juan, súbeme al cielo"

Con Burt Lancaster en 'Que viene Valdez' (1971)

Una foto como esta, enviada por su hijo para nuestro proyecto de homenaje a los figurantes almerienses, no podía ser la de un extra normal y corriente. Detrás de una foto junto a un grande como Burt Lancaster, tenía que haber una  historia y, muy probablemente, se debería no a una figuración profesional sino más bien a una cuestión de amigos. Y así es.

Este figurante ocasional no es otro que Juan Fernández Muñoz, miembro de una de las familias más reconocibles de la historia cinematográfica de Almería, presente desde el inicio (su padre, Diego, fue uno de los pioneros, su hermano, Diego, también estuvo en la profesión) y hasta nuestros días, con cuatro generaciones ya en el oficio del cine.
En paralelo al devenir de esta familia se puede contar, casi sin dejarse nada, toda la historia del cine rodado en Almería.

Pero hoy solo nos centraremos en este "figurante" tan privilegiado.








Juan Fernández trabajó de conductor desde muy joven. Su pericia, también crucial más tarde con los cineastas, hizo que siempre se codeara con ingenieros y altos cargos, civiles y militares. Durante el servicio militar en Almería ya ayudó a su padre algunas veces pero fue al terminar la mili cuando definitivamente se dedicó de lleno al cine.

Figurantes western, su flota de coches en Mónsul y trabajadores en 'Patton' (1970)

Sin saber idiomas, supo desenvolverse muy bien entre los "peliculeros' que empezaban a venir a nuestra tierra, primero solo como conductor y más tarde como 'localizador de escenarios', gracias a su gran conocimiento de toda la provincia. Su gran baza siempre fue que conducía muy bien (Alfredo Landa le dijo una vez: "ir contigo de conductor es como ir montado sobre un ángel) y por eso lo ponían de conductor con los más grandes: Sergio Leone, Clint Eastwood, Eli Wallach, Claudia Cardinale, Raquel Welch, Catherine Deneuve, Tonino Valerii,Gil Parrondo, David Carradine...la lista sería interminable. 

Con Bud Spencer en 'Una razón para vivir y una para morir' (Tonino Valerii, 1972)

Desde que empezó en el mundo del cine, en 'Lawrence de Arabia' (David Lean, 1962), hasta su último trabajo, en la serie de TV 'Reina de espadas' (2000), fueron casi cuarenta años y una interminable lista de títulos, en los que desempeñó facetas variadas como conductor, localizador, producción y jefe de transportes.
Con una cassette que llevaba en el coche y hablando con la gente aprendió a manejarse en inglés, hablaba el italiano y, fundamentalmente, se hacía de querer por los artistas con los que trabajaba. De ahí nacieron estos cameos, de la amistad y del buen ambiente.

En 'Cara a cara', 'Cazador de recompensas' y 'Que viene Valdez'

Muy especial fue su relación con el director italiano Sergio Leone, conocido por su perfeccionismo y su exigencia con todo su equipo. Cuando la tensión del rodaje le ponía nervioso, dando lugar a veces a ese particular gesto de abrir y cerrar las manos -por el que le apodaban 'el castañuelas'-, Sergio Leone le decía a su conductor: "Juan, súbeme al cielo", y eso significaba que lo llevara a uno de esos lugares en alto del desierto de Tabernas que tanto apreciaba el cineasta romano. Unos momentos en el paraje de La Sartenilla le servían de bálsamo para calmar los nervios. Esa frase, conocida por la mayoría de aficionados, deja constancia de la relación de profesionalidad y confianza que siempre marcó los trabajos de Juan Fernández con algunos de los más grandes de la historia del cine. 

También fue estrecha su relación con Clint Eastwood y Eli Wallach, sobre todo en Covarrubias (Burgos), lugar al que viajó Juan Fernández con su joven mujer embarazada para trabajar en el rodaje de 'El bueno, el feo y el malo' en la zona del Arlanza. Durante el verano de 1966 compartieron paseos en familia en las tardes y momentos libres que dejaba el rodaje. Precisamente, en un lugar emblemático de esa comarca, el cementerio de Sad Hill, figura desde hace unos meses este sencillo recuerdo a su persona y a aquella experiencia.

Cementerio de Sad Hill (Burgos)

Dos hijos de Juan Fernández también se han dedicado al cine y están en activo, con una extensa filmografía ya a sus espaldas. Juanito fue reconocido con el premio ASFAAN en el Festival Internacional de Cine de Almería en 2015 y Tate recibió el ASFAAN en la edición de 2019 del Almería Western Film Festival de Tabernas. Una de sus nietas, Laura, inicia la cuarta generación en la profesión del cine.

Nuestro agradecimiento a Juanito Fernández por las fotos y por la información.

11 de marzo de 2020

El gueto, suma y sigue

El gueto es un decorado que se construyó en el Llano de Castro (Pechina, Almería) durante el otoño de 2013 para la gran producción 'Exodus: dioses y reyes' (Ridley Scott, 2014). Formaba parte de un gran conjunto de construcciones y atrezos: palacios, estatuas, viviendas, huertos...y una vez finalizado el rodaje, para sorpresa de todos, no fue desmantelado como el resto y quedó en pie para disfrute de cinéfilos y curiosos y, de forma inesperada, para el aprovechamiento de otros títulos posteriores. La zona es conocida popularmente como El Chorrillo, por llamarse así las casas y antigua estación de tren mineral situados a un centenar de metros de este peculiar gueto.

Vista 'trasera' del gueto, desde la carretera de acceso.

Aún hoy, más de seis años después, y a pesar de estar sometido a las inclemencias climatológicas y al incesante paso de curiosos (no siempre respetuosos), con poco mantenimiento y retoques vuelve a servir de localización a alguna producción de cine o televisión. 

El último caso ha sido el de la serie de France 2 'Cellule de crise', que en forma de documental de investigación periodística, relata acontecimientos históricos que afectan a la maquinaria más secreta del estado. No sabemos qué lugar del mundo habrá representado en esta ocasión el gueto pero sí que aparecía por primera vez más cercano al progreso, con instalación eléctrica en sus fachadas y con un interior saneado y pintado en el que a buen seguro se habrá rodado alguna escena.


                                    


Restos de fuegos y balazos en las varias puertas metálicas aventuran escenas de acción en el poblado.




El origen de este decorado, con más vidas que un gato a pesar de su día a día abandonado a la intemperie y a los visitantes, está, como decíamos al comienzo, en el rodaje de 'Exodus: dioses y reyes', la gran producción de Ridley Scott que dio inicio a una nueva época de afluencia de rodajes a Almería.

El gueto recién terminado el rodaje de 'Exodus', diciembre de 2013

Una vez terminado 'Exodus', en diciembre de 2013. el decorado del gueto judío nos permitió conocer la magia del cine desde dentro, con una trastienda alucinante de falsos huecos, aunque al pasear por el poblado nos creyéramos estar en un pueblo real.


Si 'Exodus' fue un rodaje mediático para esta provincia, otro tanto podemos decir de 'Juego de tronos'. La archiconocida serie convirtió el gueto en un poblado dothraki para su 6ª temporada. Aquí también ardió el gran templo dothraki del que salió indemne Khaleesi.

Diciembre de 2015, después de 'Juego de tronos' T6

Nuevos diseños de puertas y ventanas, tonos rojizos y originales cubiertas dieron otro aire al mismo decorado, a la misma distribución de calles.

Vista delantera del poblado dothraki.

'Juego de tronos' daba un nuevo impulso de supervivencia al gueto a finales de 2015. Aún hoy, a pesar del mal estado de muchas de sus casas y calles, resulta muy curioso encontrarse con una pared de gomaespuma contra la que cae Sir Jorah Mormont (Iain Glenn) tras ser golpeado por un dothraki que le sorprende en una incursión nocturna al poblado. Antes de empezar a ser manipulada por los curiosos aún era más difícil distinguirla del resto de paredes que simulan perfectamente ser de piedra.


Entre rodajes más o menos aficionados y otras grabaciones menores como la trilogía bíblica de la factoría Brandariz, en septiembre de 2016 recalaba en el gueto la serie holandesa 'Brussel', para convertirlo, con poco esfuerzo una vez más, en un pueblo de Afganistán. Para esta producción se levantó una nueva pared que cerraba la calle principal, pero su menor calidad ha hecho que cayera al suelo hace ya tiempo y que actualmente no quede nada. Los presupuestos se tienen que notar. 


Para nosotros siempre es un placer visitar El Chorrillo y el gueto, donde los atardeceres son espectaculares. En noviembre de 2014 incluso acompañamos a un equipo de 'El escarabajo verde' (La 2 TVE) para hablar del paisaje y de las amenazas que se ciernen sobre él. Este asunto se ha vuelto a poner de triste actualidad recientemente con las noticias sobre la urbanización proyectada que afectaría de manera irreversible a este paraje privilegiado.

'El escarabajo verde': "Si los paisajes hablasen'

A un centenar de metros del gueto se encuentra el lugar histórico de El Chorrillo. De aquí partía hasta principios del siglo XX un tren de mineral que llegaba al puerto de Almería. Su antigua estación y depósito de locomotoras y varias casas anexas ya fueron lugar de rodaje antes de 'Exodus', pero fue con esta producción con la que se produjo la recuperación, gracias al cine, de edificios ruinosos que se mantienen, a pesar de grafitis y botellones, por el lavado de cara al que los someten las distintas producciones que se fijan en el lugar para ubicar sus historias: 'Exodus', 'Penny Dreadful' o 'Assassin's Creed' son solo algunos de los que han pasado por allí en los últimos años.

De ruinas a decorados de cine casi estables.